Star Wars Episodio VIII Los últimos Jedi (Opinión)


¿EL PRINCIPIO DEL FIN?

Antes que nada, he de decir que soy fan (y fiki) de Star Wars desde que era pequeño. Mi fuente principal fue la trilogía original (episodios IV, V y VI), por lo que, para mí, esa es la base y esencia de todo Star Wars. Posteriormente, llegaron los episodios I, II y III de la mano del propio George Lucas que, aunque los disfruté (sobre todo el episodio III), no estuvieron a la altura de la trilogía original. Después, llegó la compra de Lucasfilms por Disney y supuso una ruptura total de los fans más clásicos (como yo) con los nuevos o no tan fans. ¿Por qué sucedió esto? Intentaré explicarlo cuando me meta en harina con el episodio VIII. 
La primera película de Star Wars ya realizada por Disney fue el episodio VII (El despertar de la fuerza) dirigido por J.J. Abrams. Aunque yo esperaba algo más, ya que fue un refrito del episodio IV, si que, a mi gusto, mantenía la esencia de Star Wars, respetaba a sus míticos personajes y todo lo construido anteriormente. La segunda fue Rogue One que, aunque se trataba un Spin-Off y no formó parte como episodio en sí, fue una maravilla, Star Wars en pura esencia y mucho mejor que el episodio VII (y que todas las películas que vendrían después).

STAR WARS EPISODIO VIII

La primera razón por la que se me atravesó y aborrecí este episodio fue por el trato que tuvo a mi personaje favorito de toda la saga, Luke Skywalker. El propio actor que lo interpreta, Mark Hamill, ha mostrado en numerosas ocasiones su descontento por el nuevo enfoque del personaje. Luke Skywalker siempre ha sido un personaje de luz y de optimismo. Un personaje que, a pesar de haber sufrido muchos palos, tanto pérdidas de seres queridos como de dificultades en su camino, nunca perdió la esperanza. Pues bien, en este episodio nos presentan a un personaje justamente a la inversa, es decir, un Luke Skywalker exiliado, despreocupado y hundido (incluso algo chulo). ¿En serio me están contando que después de haber pasado tanto, se hunde porque su sobrino esté tonteando con el lado oscuro? 
En segundo lugar, si numeramos los puntos más fuertes del anterior episodio, encontramos los siguientes: La trama de los padres de Rey, Snoke y la incógnita de sus orígenes y los caballeros de Ren (aquellos que acabaron con la nueva orden jedi). Pues bien, en este episodio se lo cargan TODO. Los padres de Rey no son nadie, Snoke muere y no sabemos ni de dónde salió y ni se vuelve a nombrar a los caballeros de Ren. Esto se debió a las maravillosas y originales ideas (nótese la ironía) de su director Rian Johnson. Y no es que quisiera dejarlo todo para el siguiente episodio puesto que él solo dirigiría este, simplemente quiso romper con todo, bravo. 
Hay más cosas que no me gustan como el momento de Leia volando por el espacio a lo Guardianes de la Galaxia o la trama innecesaria de Finn que no conduce a nada, pero no quisiera extenderme ya habiendo dicho lo principal. Solo queda esperar a ver si solucionan algo con el siguiente episodio.
Entonces, ¿es Star Wars episodio VIII una mala película? Mi respuesta es: Sería una película entretenida si no fuese Star Wars, ya que no han sabido manejar ese concepto ni lo que representa. Pero si quieres hacer una película de Star Wars hay cosas que debes entender y respetar, no vale todo.
Y ¿tú? ¿Qué opinas de Star Wars episodo VIII? Deja tu comentario y suscríbete para recibir las notificaciones de las próximas críticas.

Aquí tenéis mi opinión sobre la serie Star Wars: The Mandalorian.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Evolution (mi primera novela)

Terminator: Dark Fate (2019) Crítica - Opinión

Casos sin resolver (II): La misteriosa desaparición de Juan Pedro Martínez, el niño de Somosierra

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *