Crítica Resident Evil: Bienvenidos a Racoon City | ¿Buena adaptación? Crítica sin spoilers



Año: 2021

Duración: 107 min.
País: Estados Unidos Estados Unidos
Dirección: Johannes Roberts
Guion: Johannes Roberts. Videojuego: Capcom
Música: Mark Korven
Fotografía: Maxime Alexandre
Reparto: Kaya Scodelario, Hannah John-Kamen, Robbie Amell, Tom Hopper, Avan Jogia, Neal McDonough, Donal Logue, Chad Rook, Lily Gao, Nathan Dales, Stephannie Hawkins, Josh Cruddas, Marina Mazepa
Productora: Coproducción Estados Unidos-Reino Unido-Alemania; Constantin Film, Sony Pictures Entertainment (SPE), Tea Shop & Film Company. Distribuidora: Screen Gems
Género: Terror | Zombis. Videojuego


Antes de contestar a la pregunta principal, cabe contestar primero la siguiente: ¿Es mejor que las anteriores de Paul W. S. Anderson? La respuesta es un rotundo sí y no porque esta última película sea muy buena. La saga de Paul W. S. Anderson se tomó tanta libertad creativa que no conservaba prácticamente nada fiel al videojuego (incluso su personaje principal, Alice, es un personaje inventado). Los verdaderos protagonistas de los videojuegos aparecían como personajes fugaces y desdibujados sin hacernos simpatizar con ninguno de ellos. Sin embargo, esta nueva película sí guarda más similitudes con el videojuego y conserva a sus protagonistas más emblemáticos (aunque con algunas diferencias respecto a los originales).

Ahora bien, aunque esta película sea mejor que sus predecesoras... ¿la convierte en una buena adaptación? La respuesta es sí y no. Es decir, tiene puntos muy logrados, pero falla en otros. Lo mejor adaptado es la ambientación: siniestra y con un toque de terror muy típico de los primeros videojuegos. Incluso la historia también es bastante fiel. Los personajes son los mismos que los de los videojuegos (aunque a algunos no los podamos reconocer físicamente) y logran convencer por lo general. El único (pero no pequeño) problema es la adaptación lamentable del personaje de Lyon S. Kennedy. No se puede reconocer a este icónico personaje de los videojuegos en esta adaptación cinematográfica, quedando como un policía torpe y usado como alivio cómico. Otro problema es la falta de fuerza de los villanos principales. No transmiten una amenaza tan intensa como sí lo hacen en los videojuegos. Quizá se deba a la falta de presupuesto que también repercute en unos pobres efectos especiales, sobre todo el CGI. 

Como conclusión, a mí me ha dejado buen sabor de boca a pesar de los peros anteriormente comentados y me deja con ganas de ver las siguientes siempre que corrijan estos fallos. Una película algo floja, pero con el suficiente potencial como para iniciar una saga interesante. 

Nota: 5,5 / 10

¿A ti qué te ha parecido? Deja tu opinión en los comentarios.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Halloween, el origen (Remake 2007) Crítica - Opinión

Doctor Sueño (2019): Crítica - Opinión

La matanza de Texas (1974) vs La matanza de Texas (Remake 2003)