La matanza de Texas (1974) vs La matanza de Texas (Remake 2003)


La matanza de Texas 1974

Director: Tobe Hooper
Reparto: Marilyn Burns, Paul A. Partain, Edwin Neal, Jim Siedow, Allen Danziger, Gunnar Hansen, William Vail, John Dugan, Teri McMinn, William Creamer
Guion: Tobe Hooper, Kim Henkel
Banda Sonora: Tobe Hooper, Wayne Bell
Sinopsis: Cinco adolescentes visitan la tumba, supuestamente profanada, del abuelo de uno de ellos. Cuando llegan al lugar, donde hay un siniestro matadero, toman una deliciosa carne en una gasolinera. A partir de ese momento, los jóvenes vivirán la peor pesadilla de toda su vida. (FILMAFFINITY)

La matanza de Texas Remake 2003

Director: Marcus Nispel
Reparto: Jessica Biel, Jonathan Tucker, Eric Balfour, Erica Leerhsen, Mike Vogel, Lauren German, R. Lee Ermey, Brad Leland, Andrew Bryniarski, David Dorfman, Terrence Evans, Marietta Marich
Guion: Scott Kosar (basado en la película original)
Banda Sonora: Steve Jablonsky (basado en el tema original)
Sinopsis: Durante un viaje de Texas a México, un grupo de jóvenes recoge a una autoestopista ensangrentada que asegura que es la única superviviente de una masacre ocurrida la noche anterior en una casa cercana. Remake del clásico homónimo de Tobe Hooper (1974). (FILMAFFINITY)
VS

El director Tobe Hooper elaboró esta historia basándose en el asesino en serie Ed Gein (podéis conocer su historia pinchando aquí) y el resultado fue toda una película de culto del género. La película está rodada excelentemente, de manera que cada plano hace sentir al espectador como si fuera la propia víctima. Aún hoy, más de cuarenta años después, La matanza de Texas de 1974 no ha quedado desfasada debido al buen cuidado con que se realizó en su conjunto. Además, esta película supuso el nacimiento de uno de los más icónicos asesinos del cine de terror, Leatherface o Cara de Cuero.


Por su parte, el remake de 2003 dio un cambio sustancial en la familia original y cambió a todos los personajes excepto a Leatherface, pero cambiando su identidad y otorgándole más robustez en el aspecto físico. 


El Leatherface del remake me parece más imponente que el original, ya que su presencia transmite miedo y sensación de tener pocas opciones de escapar. El original también transmite miedo, por supuesto, pero no logra imponer tanto como el de la versión de 2003 y lo convierte en un poco más "toreable" por parte del superviviente. La historia también me parece más elaborada la del remake, debido a que introducen más elementos que hacen sumergirte poco a poco en la trama, pero, desafortunadamente, tener a un asesino con mejor aspecto aterrador y mejor historia, no te asegura una buena película y este es un ejemplo. El remake del 2003 peca de poca profundidad en los personajes, sobre todo en la familia caníval, y cae en situaciones estúpidas que narraré algunas de ellas en la zona spoilers. Para entender un poco más sobre la poca profundidad de la familia caníval del remake es necesario preguntarse qué te hace realizar esos atroces asesinatos, comerte a las víctimas y, posteriormente fabricarte objetos con sus restos... La respuesta es clara, un trastorno mental. Dicho trastorno mental sí que se ve reflejado en la película original y el comportamiento de cada uno de ellos se podría asociar a diversos trastornos, como, por ejemplo, trastorno bipolar, trastorno antisocial de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, esquizofrenia (tal y como padecía el asesino real en el que se basó esta película)... y eso genera una sensación de mucho agobio al espectador porque puede comprender la peligrosidad real de la familia.
Sin embargo, en el remake, aunque también serían fácilmente catalogados dentro de alguna patología mental, se tratan de manera superficial y quedan reflejados en muchas ocasiones como una familia normal que solo tiene la costumbre de saciar su hambre con víctimas humanas y, evidentemente, una persona que hace eso no puede tener el resto de comportamiento "normal". Siendo más concretos, esta familia del remake se pasa, de repente, al canibalismo por necesidad. Este cambio sucede sin ningún problema para la famila, es decir, lo aceptan tranquilamente y sin ningún problema como si llevaran haciéndolo toda la vida (esto se relata en la precuela del remake La matanza de Texas: El origen de 2006). En cuanto a la historia, es más compleja y te dan a entender una gran complicidad entre la familia para capturar a los jóvenes, pero cuando avanza la película te das cuenta de que nada de complicidad, simplemente han tenido una suerte acojonante y prácticamente las víctimas han ido a ellos.



SPOILERS
En el remake, cuando la protagonista consigue escapar, va una caravana de otra familia para pedir ayuda, hasta aquí todo bien. Pero resulta que esa familia también se puede ver que está ida de la olla y la propia protagonista también lo nota, aunque no la atacan y le ofrecen una bebida (creo que era un té). Sigue todo correcto, pues bien, en lugar de huir porque claramente no rigen bien y dan mal rollo ¿qué hace la protagonista? ¡Se bebe el té! Evidentemente la bebida contenía algún tipo de droga que hace desplomarse a la protagonista.
En una escena anterior, la protagonista y su amiga, en el interior de la furgoneta, estaban siendo asediadas por Leatherface con la motosierra desde fuera. La amiga sale de la furgoneta y es cazada a unos metros de ella, posteriormente, Leatherface empieza a hacer trabajar la motosierra con ella... ¿Qué hace la protagonista? En lugar de huir mientras el asesino está entretenido ¡se queda en el interior de la motosierra observando como destrozan a su amiga!


Por lo tanto, el duelo lo gana claramente la película original de 1974 pese a tener una historia algo más simple y un Leatherface un poco menos imponente porque ofrece un mayor realismo en la personalidad de la familia (algo que debería ser imprescindible en las películas sobre asesinos en serie), así como un mayor cuidado en el desarrollo de los acontecimientos y en la forma de transmitir al espectador la tensión de cada escena. El remake contaba con unos mejores ingredientes pero no supo aprovecharlos para elaborar una película superior o igual a la original.
Original 1974: NOTA: 7,5
Remake 2003: NOTA: 5

¿Y tú? ¿Cuál opinas qué es mejor? Deja tu opinión en los comentarios y suscríbete para recibir por email las notificaciones de las próximas críticas y comparaciones.

Comentarios

  1. Una historia que marcó época (y saga). Sin lugar a dudas, un clásico que aunque no es apta para todos los públicos, merece un visionado sobre todo si gusta el terror

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto. Totalmente recomendable incluso al público más joven. Gracias por comentar ;)

      Eliminar
  2. Cierto es que la original del 74 es más natural en las reacciones y en cómo cuenta la historia por aproximarse lo máximo posible a que el espectador viva como en primera persona lo que está sucediendo mientras que en el remake se recalca más la espectacularidad y "sobrefuerza" del personaje así como focalizarse en el instrumento famosos (la motosierra) sin tener tan en cuenta las reacciones "naturales" de la protagonista como cuentas en la escena del final por ejemplo.

    De todos modos, unas obras muy bien realizadas y actualizadas a su época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. La original un producto emocional y el remake un producto solo para entretener sin buscar otra sensación en el espectador. Gracias por comentar! Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Evolution (mi primera novela)

Terminator: Dark Fate (2019) Crítica - Opinión

La cosa (The Thing), de John Carpenter

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *