Watchmen: Reseña del cómic de Alan Moore


Inauguro esta sección de cómics con la reseña del que, para mí, es el mejor cómic de la historia: Watchmen (1986) de Alan Moore y de la editorial DC Cómics. Alan Moore creó, con esta obra, unos personajes que se alejaban bastante de aquella perfección moral de los superhéroes de la época. En Watchmen nos encontramos con unos superhéroes complejos e imperfectos que, en ocasiones, no se diferenciarán mucho de los propios villanos. Al dibujo, tenemos a Dave Gibbons con un trabajo soberbio, reflejando a la perfección el contexto social que Moore quiso plasmar. Moore quiso dejar claro que cualquiera que se vista con un traje de mallas y salga a combatir el crimen, tiene que ser un desequilibrado. Por lo tanto, encontramos a unos superhéroes que abrazan la psicopatía y representan un verdadero peligro social.


¿Quién vigila a los vigilantes? Nueva York, 1985. El cruento asesinato de Edward Blake, el Comediante, deja tras de sí un smiley manchado de sangre y moviliza a los pocos justicieros que aún viven. Uno de los más resolutivos e implacables, Rorschach (Walter J. Kovacs), emprende una investigación que le hará reencontrarse con el desengañado Búho Nocturno (Dan Dreiberg), el poderoso Dr. Manhattan (Jon Osterman), el multimillonario Ozymandias, considerado“el hombre más listo del mundo” (Adrian Veidt), y la renuente y atormentada Espectro de Seda (Laurie Juspeczyk). Juntos afrontarán un pasado terrible, bajo la sombra de los Minutemen, y tratarán de superarlo para salvar el futuro… si es que el fin, cada vez más cerca, no llega antes y destruye la Tierra por completo.
Todo transcurre en plena guerra fría con Estados Unidos y la URSS amenazando con ejercer su poder nuclear. El mundo cambió cuando apareció el Dr. Manhattan, cuando el Dr. Jonathan Osterman se convierte en él debido a un accidente en un laboratorio por radiación nuclear. El Dr. Manhattan es un ser cuántico capaz de manipular la materia a su antojo, por lo que fue considerado un dios. Esto hace que el gobierno de los Estados Unidos utilice lo utilice como un arma nuclear para ganar conflictos internacionales y tener en jaque a la URSS. Alan Moore reflejó a la perfección cómo sería que un ser de esas dimensiones apareciese en una sociedad real. Poco a poco, el Dr. Manhattan se va distanciando de la sociedad y se va deshumanizando, importándole cada vez menos la vida de los seres humanos.

En conclusión, una obra maestra que todo lector y amante de los cómics debería leer. Además, es ideal para nuevos lectores que quieren empezar a leer cómics. Si queréis comprarla, os dejo más abajo la edición deluxe que me regalaron por mi cumpleaños. Es un poco más cara, pero merece la pena por el diseño y los extras que incluye.

Dejad vuestra opinión de Watchmen en los comentarios y suscribíos para recibir las notificaciones de las próximas reseñas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Evolution (mi primera novela)

Terminator: Dark Fate (2019) Crítica - Opinión

Casos sin resolver (II): La misteriosa desaparición de Juan Pedro Martínez, el niño de Somosierra

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *