Drácula (2020, Netflix): Crítica - Opinión


Antes de empezar la crítica, he de señalar que el libro de Drácula de Bram Stoker fue de los primeros que leí en mi vida y me encantó, siendo de mis libros favoritos hoy día. Posteriormente, tras haber leído el libro, vi (o intenté ver) la película de Drácula (1992) dirigida por Francis Ford Coppola (director de El padrino, mi película favorita) y, a pesar de gustarme el reparto y la ambientación, no pude terminar de verla por diferencias importantes con el libro que, a mi gusto, chocaban mucho con la idea y concepto que es Drácula. Por ello, siempre estuve esperando a que sacaran una versión fiel al libro de Bram Stoker y pensé que seria la de Netflix cuando la anunciaron. ¿Es así? Rotundamente no. Incluso, dejando fuera que se intenta adaptar Drácula, la serie es de lo peor que he visto en años. Escenas ridículas y absurdas, personajes estúpidos, sin profundidad ni carisma que son manipulados fácilmente por Drácula y resoluciones previsibles (menos aquellas que se resuelven de forma tan absurda que ni te lo esperabas).

SPOILERS:

El primer capítulo comienza con Jonathan Harker viajando a Transilvania al castillo del conde Drácula para resolver unos asuntos de propiedades. La ambientación, tanto en los paisajes como el castillo y sus interiores, están bien conseguidos. Uno de los principales problemas de la serie viene por la propia personificación de Drácula. John, se encuentra con un Drácula envejedido que, lejos de transmitir miedo e inquietud como sucede en la película y en el libro, es una persona cercana y preocupada, dando la sensación de tener más miedo él de John que a la inversa y, en vez de huir, dan ganas de tomarse unos vinos con una persona tan afable. En el libro, cada palabra y acción de Drácula lo hacen un personaje siniestro y perturbador. En la película pasa lo mismo, Gary Oldman interpreta de forma magistral lo que debe transmitir Drácula. He aquí una comparación: 

 Drácula de Netflix

Drácula de la película 

En la serie, nos encontramos con un Drácula risueño y bromista que no transmite nada de lo que sí transmiten en el libro y en la película. De hecho, Harker, al principio, no se asusta ni, incluso, cuando Drácula está cada vez más joven. El conde aprende idiomas y conocimientos cuando absorbe la sangre de sus víctimas, ¿en serio? Sí. Con todos los años que ha vivido y todas las personas que habrá tenido que absorber su sangre, podría ser el ser más inteligente del mundo y dominar todas las formas de comunicación del mundo, pero tiene que aprender inglés con Harker y no conoce el alemán. Harker consigue escapar del castillo averiguando que en los cuadros habría planos y, en el primero que coge, ahí están los necesarios para escapar. Pero Harker ya está convertido en vampiro. 
Tiempo después, en un convento, Harker cuenta su historia a las monjas y se acaba clavando una estaca en el corazón para no hacer daño a las monjas y "muere". Digo "muere" porque parece estar muerto hasta que, tiempo después, el propio Drácula le dice que no se pueden suicidar  y, en ese momento, Harker revive... (bueno, realmente no puede revivir si no murió, ¿muerte psicosomática? de risa). Puesto que los vampiros no pueden entrar a los edificios si no son invitados, Drácula le propone a Harker que lo invite a pasar y, a cambio, él pondrá fin a su vida. Harker acepta pero... ¿se había suicidado para evitar hacer daño a las monjas y deja pasar a Drácula sabiendo que las matará? No tiene sentido. Por último, Drácula se disfraza de Harker con su piel para engañar a las monjas...esto supongo que lo aprendería del lobo de Caperucita roja.


En el segundo capítulo, Drácula viaja a Inglaterra en un barco y, en vez de viajar en la bodega en la caja donde duerme, viaja con los pasajeros y la tripulación, tranquilamente. Pero ¿Cómo hace para estar durante el día con ellos si no puede recibir la luz del sol? Pues Drácula echa un humo por la boca que actúa de niebla para bloquear la luz del sol, por supuesto, la niebla viaja con el barco durante todo el viaje... En el viaje, empieza a haber desapariciones y asesinatos, pero nadie sospecha de Drácula, el hombre más raro de todos.... Drácula se las ingenia, de forma absurda, de culpar a otro pasajero, concretamente, a una mujer (la adaptación femenina de Van Helsing) que está muy enferma y no se puede ni mover... pero, como no podía ser de otra forma, los demás se lo creen. Cuando, por fin, se dan cuenta que el culpable es Drácula, Van Helsing hace un círculo de protección que el vampiro no puede atravesar, pero, como los personajes son estúpidos, Drácula los engaña para que salgan. Finalmente, Drácula es quemado y se hunde en el océano, despertándose 123 años después, en la actualidad. 

En el tercer y último capítulo (afortunadmente), tenemos a Drácula en los tiempos modernos, mandando emails y navegando por internet. En una escena, cuando tienen capturado a Drácula en una especie de laboratorio, la descendiente de Van Helsing pregunta que quién ha dado a Drácula la contraseña wifi y él responde que la contraseña es su propio nombre... Estuve apunto de apagar la tele, pero "va por ustedes". Lo único que me gustó fue la escena donde Lucy (libre adaptación del personaje de la novela) es convertida en vampiro, pero a cambio su aspecto ya no es el que era, quedando totalmente desfigurada. Entonces, Lucy se da cuenta de lo que tenía antes y no valoraba. 
Para colmo, realmente a Drácula no le afectaba la luz del sol, por lo visto también se trataba de algo psicosomático. Finalmente, Van Helsing le dice a Drácula que se avergüenza de sí mismo y que tiene miedo de afrontar la muerte y, justo al decírselo, la expresión soberbia y alegre de Drácula cambia repentinamente porque, supuestamente, Van Helsing tiene razón.... A raíz de esto, Drácula se suicida bebiendo la sangre cancerígena de Van Helsing. FIN. POR FIN.


En conclusión, una serie mala aunque no se tratase de una serie sobre Drácula. Personajes simples y sin profundidad, previsible, absurda en muchas ocasiones... La historia y los personajes son muy diferentes a la película y al libro (de hecho Harker es el protagonista). Si realmente querían tomarse tantas libertades a la hora de adaptar Drácula, ¿Por qué no inventarse un vampiro diferente y así poder inventar todo desde cero?
NOTA: 2/10

Dejad en los comentarios vuestra opinión sobre la serie y suscribíos si queréis recibir las notificaciones de las próximas críticas. Saludos.

Comentarios

  1. Hola, me tomo una licencia para comentar, si te parece bien, porque no he visto la serie, que podría decirse que sería berlanguiana, de no ser por la mala calidad, porque si he leído el libro (epistolar, un matiz importante en el formato literario respecto de la adaptación cinematográfica que también vi en estreno en su día) y la peli no está mal per se, pero alejada de la original obra de Bram Stoker, si bien, conserva algunos aspectos análogos y tanto la ambientación como el trabajo actoral y coral son muy buenos, "sello Coppola". La serie, por lo que comentas no es un típico producto Neflix al uso yo creo que resbalan en ciertas series y en otras aciertan por lo que me han contado. No soy muy de ver tele pero si tu reseña contara cosas de la serie dignas de ser vistas me fiaría perfectamente de tu criterio y la vería. Porque la analizas muy bien. Siento decir que pocas adaptaciones son absolutamente fieles al libro, pero hay muy buenos acercamientos. Y te lanzo una pregunta: ¿por qué en los ochenta el fenómeno del remake, las segundas y terceras partes y las adaptaciones fueron elementos diacríticos de un movimiento mas ajustado a la calidad que hoy en día? Ejemplos como El Padrino, la Regenta en España, o La casa de los espíritus, por ejemplo. Bueno, es mi percepción. Tu reseña de la serie es excelente y con toques de humor distintivo de crítica de calidad de la buena. Enhorabuena por tu metodología reseñista y por tu destreza al destripar el género del cine y de las series en TV. Enserio, me ha gustado mucho leerte. Un abrazo, J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro mucho de que te guste mi forma de analizar la serie. Siempre pondré de ejemplo, como excelente adaptación al cine, la película de El señor de los anillos, muy fiel al libro. Respecto a tu pregunta, en los ochenta había un respeto por la calidad que ahora no existe. Ahora, lo habitual es que las productoras hagan películas al estilo de las cadenas de comida rápida, mala calidad y que de beneficios rápidos. Ni siquiera existe ya esa libertad que tenían los directores en aquellos años, que podían hacer con la película lo que considerasen mejor. Hoy, son las productoras las que deciden cómo hacer la película, qué escenas quitar y el montaje final de la película, dejando de lado la opinión del director. El propio Martin Scorsese tuvo que irse a Netflix (que sí da libertades a sus directores) para poder hacer su última película (El irlandés) porque otras productoras no le daban libertad y el resultado ha sido magnífico. En definitiva, antes se cuidaba más el producto y dejaban trabajar a los directores. En otro orden de cosas, te recomiendo la serie de Mindhunter de Netflix, sobre el desarrollo del perfilado criminal que tuvo lugar en el FBI en los años 70. Muchas gracias de nuevo. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me alegra ver que no todos son buenos comentarios de esta serie, yo vi tan solo el primer capítulo y no sé ni como lo acabé, ni ganas de seguir, ahora que me cuentas de que iban, menos ganas tengo. Que mala racha lleva la BBC con las adaptaciones, la de La Guerra de los Mundos y Cuento de Navidad me parecieron malisimas también.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente. Acabé la serie solo para hacer la critica y menos mal que solo eran tres capítulos. Se toman demasiadas libertades respecto a las fuentes originales y, a parte, tampoco son coherentes en sí mismas. Gracias por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Evolution (mi primera novela)

Terminator: Dark Fate (2019) Crítica - Opinión

Star Wars: The Mandalorian (crítica primera temporada)

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *