Aladdin (2019) Opinión



Aladdin (Mena Massoud) es un adorable pero desafortunado ladronzuelo enamorado de la hija del Sultán, la princesa Jasmine (Naomi Scott). Para intentar conquistarla, acepta el desafío de Jafar (Marwan Kenzari), que consiste en entrar a una cueva en mitad del desierto para dar con una lámpara mágica que le concederá todos sus deseos. Allí es donde Aladdín conocerá al Genio (Will Smith), dando inicio a una aventura como nunca antes había imaginado. (FILMAFFINITY)

Primero, he de decir que no soy muy seguidor de las películas de Disney, pero sí que disfruté de muchas de ellas cuando era niño, como es el caso de la Aladdin de dibujos de 1992. Es esa la razón por la que le di una oportunidad a la nueva película live action de 2019. ¿Está esta adaptación a la altura de la original de animación? Ni de lejos. Y no es porque la de animación sea todo un clásico y sea una de las mejores películas de dibujos de la historia, sino porque esta nueva adaptación peca de muchos errores (aunque la de animación también tenga algunos). Para empezar, los personajes son poco profundos y no mantienen una línea constante de personalidad. Por ejemplo, Aladdin, en ocasiones, es un personaje estúpido que mete la pata constantemente y no se entera de lo que pasa a su alrededor, y, en otras, muy inteligente capaz de manipular fácilmente al villano de la película.  Jafar, el villano, tiene mucho más carisma en la película de animación. Y ¿qué pasa con el genio?

Pues el genio era otro de los atractivos de la película, ya que estaba interpretado por Will Smith (actor que me gusta mucho). Pero... otra decepción más. Will Smith no interpreta al genio de Aladdin, sino que se interpreta a sí mismo haciendo de un genio. En la película de animación, el genio hacia constantes imitaciones de otros personajes (doblado de forma magistral por Josema Yuste), mientras que aquí, el genio se limita prácticamente a hacer chistes (a lo Will Smith, por supuesto). Por lo tanto, sí que hay un genio tan genial... pero no es él. La despedida final de la película de animación es muy emotiva porque llegas a simpatizar con los personajes, pero en la película del 2019 solo sientes vergüenza ajena por lo ridícula que es.
¿Tiene algún punto positivo? Lo visual. Visualmente está bastante lograda, así que si tienes la oportunidad de verla en una tv 4K HDR, seguramente, te entrará por los ojos.
Puntuación: 2/10

Y ¿Tú qué opinas? Deja tu opinión en los comentarios y suscríbete para recibir las notificaciones de las próximas críticas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Evolution (mi primera novela)

La cosa (The Thing), de John Carpenter

Terminator: Dark Fate (2019) Crítica - Opinión

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *